estudios básicos

FORMACIÓN BASICA: LA CLAVE PARA NO ESTAR FUERA DEL MERCADO LABORAL

Aunque se empieza a ver cierta recuperación económica en España, la tasa de desempleo del conjunto de la población activa sigue siendo de las más altas de Europa.

Pero si nos fijamos bien en esta tasa (en torno al 26% a día de hoy) nos podemos dar cuenta de por donde flojea la cosa.

Las personas con estudios universitarios, tienen esa tasa del 26% baja a un poco más del 13%, es decir que la tasa de desempleo baja a la mitad si cuentas con estudios superiores.

Además, si tienes estudios de postgrado, la tasa baja a un 8.8%, es decir tres veces menos.

¿Conclusión? Con formación tienes un tres veces menos de probabilidades de quedarte sin empleo.

Con la economía ligeramente mejorando y los datos de desempleo dándonos un ligero respiro nos hacemos una pregunta ¿es suficiente con encontrar un empleo o nos deberíamos centrar más en que el empleo sea de calidad?

Creo que todos estamos de acuerdo en que lo ideal es tener un trabajo que te asegure un sueldo digno y en el que te sientas realizado, y la única vía posible para conseguirlo es através de la educación.

A más y mejor formación, puestos de trabajo más estables y mejor remunerados.

Lo que está claro es que sin la educación básica tienes todas las papeletas para formar parte de la cola del paro. Tener como mínimo el graduado en ESO o el bachillerato te diferencia del resto de candidatos a un mismo puesto de trabajo y te da oportunidades que para otros están vetadas.

Sólo tienes que echar un vistazo a cualquier oferta de empleo, los requisitos mínimos en cuanto a formación académica es tener el graduado escolar. Actualmente hay muchas opciones para poder sacarse el graduado escolar o el bachillerato, tanto si ya estás trabajando como si no.

Desde tu ayuntamiento o desde tu oficina de empleo tienes suficientes recursos para poder terminar tus estudios y mejorar así tus expectativas laborales.

Si ya estás trabajando tienes la opción de hacer cursos online a tu ritmo, desde casa y con los mejores materiales y profesores para que completar tu formación no sea una tarea imposible.

Los trabajadores se han de adaptar

Las empresas enfrentan un reto que hace algunos años no tenían, este es la alta competitividad que existe en el mercado. Actualmente, la competencia no se puede considerar solo a nivel local o nacional, ahora la competencia es mundial, ya que cada día nacen empresas que están dispuestas a ofrecer lo mejor de sus productos y servicios, a precios altamente competitivos en un mercado internacional cambiante.globalizacion

Otro factor importante son los cambios tecnológicos que se presentan día a día, desde la llegada de Internet, a cada momento aparece algo nuevo. Es por ello, que es casi imposible para una empresa estar desactualizada.

Por otro lado, los clientes tienen acceso a información tan amplia, existen distintas formas de acceder a un producto o servicio, por televisión, periódico, correo electrónico, sitios web, redes sociales, etc. Un producto o servicio que no haya satisfecho las exigencias del cliente, puede generar en él una reacción que alcance a miles de personas con solo difundirlo por las redes sociales.

Además, con la llegada de los programas de calidad, los clientes ya no exigen que una empresa entregue lo ofrecido, sino que el producto o servicio cumpla estándares específicos de calidad que garanticen su eficacia, además que respete el medio ambiente, y en algunos casos cumpla con certificaciones específicas de acuerdo a su rubro.

Pero, ¿Qué hace una empresa frente a todo esto?, los equipos y maquinarias pueden comprarse o alquilarse, las oficinas pueden renovarse, cambiarse o mantenerse. La gran diferencia que tiene una organización con otra es su capital humano. Es su activo intangible, que puede decidir la diferencia entre un negocio exitoso y uno que se dirija al fracaso.

Y, ¿qué pasa cuando su capital humano no está debidamente formado?, considerando que los cambios se presentan de un día para otro, un sistema de trabajo que un día pudo ser exitoso, al día siguiente puede volverse un completo fracaso. Un proceso que antes se hacía manual, hoy sus competidores lo hacen automatizado. Además, hay que tener presente, que el solo hecho de tener un nuevo equipo tecnológico no garantiza que el personal que lo operará estará preparado para usarlo.

Es por ello que es muy importante la formación continua al personal, que permite mantener actualizados a través de la formación para trabajadores, a fin que no estén solo preparados para su trabajo actual, sino para el que se viene. Esta es una prioridad para el área de Recursos Humanos que debe analizar todos esos factores que pueden influir en el trabajo, entre ellos, los clientes, la competencia, el entorno económico, los acontecimientos nacionales e internacionales que se presentan.

Todo esto influirá a la hora de preparar el plan estratégico, el mismo que es ideado desde la cabeza de la organización quien informará cual es el objetivo que se quiere alcanzar, hasta las áreas de la empresa que deberán de hacerlo realidad.

El área de Recursos Humanos será responsable de plasmar este plan estratégico para que se vea traducido en un programa de capacitación, que tendrá que ser lo suficientemente flexible para que en caso se presente algún cambio en la empresa, pueda adaptarse al mismo.

La formación continua, por ello, garantiza que una empresa pueda estar preparada tanto frente a su competencia como a las nuevas exigencias de sus clientes, gobierno y sector, garantizando con ellos que se obtengan excelentes resultados empresariales.

Los cursos online son cada vez más aceptados profesionalmente

Estudiar una carrera a distancia es un hecho cada vez más común. Cada vez más personas se ven en la posibilidad de aumentar sus conocimientos en línea, ya sea por falta de tiempo para uno presencial o quizás por el gusto de no tener que moverse de la comodidad de sus hogares.

Gracias a la creciente de esta práctica, un debate importante ha surgido sobre si un curso online es más o menos valioso que un presencial. Lo cierto es que la cantidad de conocimiento impartido en ambos cursos es exactamente el mismo, la única diferencia es que de una lado tienes al profesor directamente frente a ti y puedes aclarar tus dudas inmediatamente, y por el otro, tienes al profesor detrás de una pantalla y puede tomarte unas horas, sino días, aclarar tus dudas más importantes.

Aunque lo que realmente importa acá, es el valor de la información impartida en los cursos.

Hace muy poco años, las empresas a lo largo del globo tomaban poco en consideración las carreras universitarias y cursos a distancia a comparación con las presenciales, ¿Por qué? Bueno, ellos consideraban que la falta de trato en el día a día con el alumnado y los profesores, creaba una falla importante en la formación del profesional. Pero hoy en día, esto está cambiando.

Se realizo una cuesta de empleo de la mano de la gente de Universia, una red universitaria de países iberoamericanos, presente en 23 países de este grupo. Y los resultados que arrojaron resumen en lo siguiente:

La mayoría de los estudiantes y profesionales encuestados, concuerdan en que los cursos a distancia tienen el mismo peso en contenido que los cursos presenciales; esto, de la misma forma con las carreras universitarias. La valoración de estos cursos ha crecido en las empresas en los últimos años; apegándonos a la tecnología, las mismas empresas tomaron conciencia y lograron entrar en la cuenta de que no necesariamente hay que ir a presenciar una clase para ser capaz de desempeñar labores teóricas o practicas dentro del recinto de trabajo.

Aunque el vinculo profesor-alumno puede ser vital, existen millones de formas de tener ese toque personal que algunas personas necesitan; con las video-conferencias el hecho de ir a una clase al otro lado del mundo es cosa del pasado.

Anteriormente, mucha gente repelía los cursos online debido a una supuesta mala calidad académica, por prejuicios con respecto a la validez del título obtenido, temor a lo desconocido y prácticas de esta índole.

Hoy, la verdad es otra. Con la aceptación de los cursos online por empresas de todas partes del mundo, su popularidad se ha incrementado exponencialmente. Ahora, lo realmente difícil es encontrar carreras, diplomados y cursos que realmente valgan la pena.

Hay organizaciones independientes que se dedican a la formación de profesionales en materia online y que no tienen sede física en ningún sitio especifico; también hay quieres solo tienen sede para otorgarles a sus estudiantes un acto de graduación presencial. Pero además de todo esto, hay universidades físicas alrededor del mundo que ahora ofrecen la posibilidad de participar en diferentes carreras y cursos en línea, sin la necesidad de ir nunca al recinto a presenciar nisiquiera la inscripción.

Estamos en la era de la tecnología, y sería un total desperdicio no tomar en cuenta las posibilidades educativas que nos puede traer. Los cursos y carreras online están siendo cada vez mas aceptadas en las empresas a nivel mundial, y es por el hecho de que cada vez se dan más cuenta que los profesionales egresados de dichos cursos son igual o mejor capaces que los profesionales presenciales.